¿PORQUÉ ES DE VITAL IMPORTANCIA HACER UNA BUENA DEPURACIÓN DEL ORGANISMO?


Tipos de Toxinas:

- Toxinas exógenas

- Toxinas endógenas


Toxinas exógenas,

- tóxicos químicos ( dioxinas y PCBs, Disruptores endocrinos, Hidrocarburos aromáticos policíclicos y acrilamida)

-metales pesados

Toxinas endógenas,

-compuestos microbianos

-productos del metabolismo de compuestos nitrogenados

- exceso de estrógenos

Los Policlorobifenilos (PCBs), muy utilizados en la industria de productos eléctricos por su gran resistencia al calor y baja conductividad, comparten con las dioxinas algunas características como su alta resistencia y su carácter fuertemente lipofílico y, por tanto bioacumulable en el tejido graso, lo que hace que se incorporen fácilmente a la cadena alimentaria. Tienen actividad como disruptores endocrinos y en modelos experimentales pueden producir mutaciones cromosómicas; se consideran carcinógenos probables.

Disruptores endocrinos, también denominados estrógenos ambientales o xenoestrógenos, son sustancias químicas exógenas capaces de alterar la sintesis, liberación, transporte, metabolismo, enlace, acción o eliminación de las hormonas naturales en el organismo.

Son capaces de alterar el equilibrio hormonal y la regulación del desarrollo embrionario y, por tanto, con capacidad de provocar efectos adversos sobre la salud.

El número de disruptores endocrinos es muy amplio y crece día a día.

Entre los disruptores endocrinos destacan los PTALATOS y el BISFENOL A, empleados en la fabricación de plásticos. Los ftalatos hacen que el plástico sea suave y flexible. Se usan en juguetes, sonajeros, mordedores y dispositivos médicos como las sondas o los tubos. El bisfenol A hace que el plástico sea transparente, fuerte y difícil de romper. Se utiliza en los biberones, los envases para comidas, las botellas de agua y las latas de comida ( revestidas en su interior con resinas que lo contienen).

Otros disruptores endocrinos habituales en nuestro día a día son los PARABENOS y el TRICLOSAN, empleados en la composición de productos cosméticos como conservante y bactericida respectivamente.

Los Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs) son un grupo de más de 100 sustancias químicas diferentes que se forman durante la combustión incompleta del carbón, el petróleo, la gasolina, las basuras y otras sustancias orgánicas como el tabaco y la carne preparada en la parrilla.

La preparación de diversos alimentos a elevadas temperaturas, especialmente la carne y el pescado en barbacoa, pero también los cereales como el pan y la pizza cocinados en hornos de leña y, sobre todo, si hay contacto directo con la llama, provoca la formación de estos compuestos que poseen capacidad mutagénica. Los más abundantes son el BENZOPIRENO y el DIBENZOANTRACENO.

La acrilamida, por otra parte, se forma en alimentos durante su cocinado o procesado a altas temperaturas (especialmente en los productos que contienen almidón, como las patatas fritas), y también es un componente del humo del tabaco. 

La acrilamida se clasifica como -probable cancerígeno para los humanos -.

Cocinar a menor temperatura los alimentos podrían reducir tanto la presencia de los HAPs como la acrilamida.

Los metales pesados, los más comunes causante de problemas en los seres humanos son el plomo, mercurio,cadmio, arsénico, níquel y aluminio. Estos metales tienden acumularse en el cerebro, riñones y al sistema inmunológico.

Plomo, pulverizadores de pesticidas, utensilios de cocina, soldaduras de las latas de hojalata.

Cadmio y plomo, humo de los cigarrillos

Mercurio, empastes dentales, pescado contaminado y cosméticos

Aluminio, antiácidos, cosméticos y utensilios de cocina