DENOMINACIONES

Se la llama también vitamina J, amanitina, factor lipotrópico y vitamina B7 según Leboulanger.

No está reconocida como vitamina por algunos autores, puesto que hay síntesis endógena en los tejidos, en cantidad suficiente para cubrir las demandas corporales. Es muy abundante en el cerebro.

Sin embargo, la velocidad de síntesis es menor que la demanda, por lo que se la considera como un nutriente esencial.

 

ABSORCIÓN Y METABOLISMO

Se sintetiza en todos los tejidos a partir de la serina, vía fosfatidil etanolamina, con la participación de la metionina que aporta los grupos metilo, y B9 y B12 como cofactores.

 

La que viene de la dieta se absorbe en el intestino delgado, tanto la colina libre como la forma de lecitina. La colina libre no se absorbe totalmente y la excedente, las bacterias intestinales la degradan a trimetilamina, lo que da a las heces olor a pescado. La lecitina es hidrolizada en la célula intestinal a glicerofosforilcolina que, o bien el hígado la descompone a colina, o bien es distribuida a los tejidos a través de sistema linfático.

 

SINERGIA CON OTROS NUTRIENTES

·                 Con las vitaminas del complejo-B. Las vitaminas B6, B9 y B12 participan en su síntesis

·                 Con el inositol.

 

FUENTES NATURALES

·                 Es abundante en muchos alimentos, aunque su concentración es menor en frutas y verduras.

·                 Son fuentes especialmente ricas la yema de huevo (1700 mg/100 g), la lecitina de soja granulada (3400 mg/100 g), el hígado (600-700 mg), el germen de trigo (500 mg), la levadura de cerveza (300 mg) y los productos con cereales (150-300 mg). También son ricas la soja, la col, la coliflor, la carne vacuno y los cacahuetes.

·                 Resistente al calor y al almacenamiento.

 

 

 

NECESIDADES

Las dosis diarias no han sido establecidas, a pesar de ello se cree que la dieta del adulto por término medio, contiene alrededor de 500-900 miligramos diarios, cantidad satisfactoria.

Las necesidades aumentan en los casos de alcoholismo, drogadicción, envejecimiento cerebral y enfermedades hepatobiliares.

 

TERAPÉUTICA

En Terapia Ortomolecular se administran dosis entre 500 - 2.000 mg al día.

Seis cápsulas de lecitina de soja contienen 244 mg de inositol y colina; y dos cucharadas soperas, 600 mg de colina. Si se toman grandes dosis deberá suplementarse con calcio para mantenerlo balanceado con el fósforo, ya que la fosfatidilcolina de la lecitina aporta abundante fósforo.

Se encuentra dentro del complejo B, junto al inositol.

 

TOXICIDAD Y EXCESO

La administración oral de altas dosis de colina a ratas de laboratorio lleva consigo un incremento significativo de las concentraciones de acetilcolina (Cohén y Wirtman, 1976; Zeizel, 1981). El exceso de este neurotransmisor puede provocar espasmos en los aparatos parasimpáticos (estómago y vesícula biliar) y otros signos.

No se tienen estudios definitivos, pero parece ser que incluso dosis de 6 g/día, a corto plazo, no provocan toxicidad. Pero, es importante tener en cuenta la posibilidad de efectos secundarios potenciales como consecuencia de la administración de colina (o lecitina, a altas dosis) en cuanto a afectar el balance fisiológico de neurotransmisores.

 

FUNCIONES

 

¨    SÍNTESIS DE FOSFOLÍPIDOS Y COMPONENTE BIOLÓGICO DE MEMBRANAS

·                 En los tejidos corporales humanos, la mayor parte de la colina (en forma de fosfatidilcolina) como el inositol, se encuentran formando parte de los fosfolipidos (lecitina) de las membranas intracelulares y plasmáticas, y de la esfingomielina de las células nerviosas.

·                 La lecitina es un fosfolípido formado por colina + glicerol + ácidos grasos. Debido a esto, a parte de la formación de las membranas, la colina es importante en la formación de la esfingomielina, una grasa estructural del cerebro y de la mielina, y en la formación de lipoproteínas plasmáticas transportadoras de lípidos.

 

¨    FUNCIÓN HEPÁTICA Y FACTOR LIPOTRÓPICO

Lipotrópico e hipolipemiante

·                 Como lipotrópica es capaz de movilizar lípidos del tejido hepático para su utilización o eliminación, evitando que se depositen en éste. Previene y trata el hígado graso, la cirrosis y la esteatosis.

·                 Como componente de los fosfolípidos interviene en el transporte de triglicéridos por las lipoproteínas, disminuyendo su cantidad en sangre, así como del colesterol. Además, evita que el colesterol se fije a las paredes arteriales. Previene y trata hiperlipidemias y arteriosclerosis.

·                 En la vesícula biliar moviliza el colesterol y evita que éste se adhiera a las paredes de la vesícula biliar. Previene y trata los cálculos de colesterol de la vesícula biliar (litiasis biliar).

¨Como dador de grupos metilos

·                 Cuando los niveles de metionina son bajos, puede ser donador de grupos metilo en las reacciones de transmetilación. Los dadores de metilos son la metionina, la colina y la betaína. Los dadores de metilos, entre otras funciones, sirven para evitar el hígado graso y ayudar a la desintoxicación hepática tanto de fármacos y drogas como de tóxicos metabólicos.

 

¨    SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO

·                 Salud neurológica. Como integrante de la esfingomielina forma parte de los fosfolípidos cerebrales, de las membranas plasmáticas neuronales y de la mielina. Es esencial para la salud de la vaina mielínica de los nervios.

·                 Función neuromuscular y psíquica. Interviene en la síntesis de la acetilcolina, que requiere la presencia de B12. La acetilcolina es un neurotransmisor que interviene en la transmisión del impulso nervioso, tanto en las sinapsis neuronales como en la placa motora (contracción muscular). Es importante en los mecanismos de la función mental y memoria.

 

CARENCIA

Su carencia es prácticamente inexistente puesto que se realiza una síntesis endógena. No se han demostrado casos de deficiencia en humanos. Los animales manifestaban depósitos de grasa en hígado.

Se relaciona el déficit de colina con más incidencia de hipercolesterolemia, hígado graso, endurecimiento arterial y la pérdida de memoria.

 

APLICACIONES EN TERAPIA ORTOMOLECULAR

La forma típica de administrar colina es la de lecitina de soja, 2 cucharadas soperas aportan unos 600 mg de colina.

·                 En exceso de lípidos: para movilizar grasas en obesidad, hiperlipidemias, hipertrigliceridemias, arteriosclerosis, hígado graso...

·                 En afecciones hepatobiliares: hepatitis, insuficiencia hepática, cirrosis, esteatosis, degeneración grasa del hígado, litiasis biliar de colesterol...

·                 En Neurología: como protector neurológico, en las degeneraciones neuronales, esclerosis múltiple, corea de Huntington, disquinesia tardía, yatrogenia medicamentosa de la esquizofrenia, etc. Ensayar en Alzheimer y en tendinitis.

·                 En Psiquiatría: como tónico cerebral y mental, como ansiolítico en la depresión, en los trastornos mentales de los ancianos, problemas de memoria, demencia senil, estudiantes... Dosis de 2000 – 3000 mg diarios.

·                 En hipertensión: algunos estudios sugieren que los déficits prolongados de colina pueden llevar a la hipertensión. El tratamiento con colina puede eliminar los síntomas subjetivos en 2-4 semanas. Parece probable que estos efectos se deban a la acción de la colina sobre los nervios que controlan la contracción arteriolar.