DENOMINACIONES

Se le conoce también como vitamina B7 (según Pommier), mesoinositol, mioinositol.

No está reconocido como vitamina por algunos autores, puesto que hay síntesis endógena en los tejidos a partir de la glucosa, en cantidad suficiente para cubrir las demandas corporales.

Es muy abundante en el cerebro, en el líquido cefaloraquídeo, en los músculos cardíaco y esquelético. Forma parte de las membranas intracelulares y plasmáticas de las células.

 

ABSORCIÓN Y METABOLISMO

El inositol libre que se absorbe, se transforma en fosfatidilinositol en los tejidos. También puede absorberse directamente, en forma de fosfatidilinositol.

Es un isómero de la glucosa; se absorbe muy bien por vía digestiva y se puede metabolizar fácilmente en glucosa.

El excedente se excreta por la orina.

 

SINERGIAS CON OTROS NUTRIENTES

·                 Con las vitaminas del complejo-B.

·                 Con la colina.

·                 Con la vitamina E, como hipolipemiantes.

 

FUENTES NATURALES

·                 Abunda en frutas (cítricos y plátanos), granos (avena, trigo y maíz), verduras, nueces, legumbres, yema de huevo y vísceras animales. La fuentes más importantes son la lecitina de soja granulada (2800 mg por 100 g) seguida del germen de trigo (690 mg por 100 g).

·                 En las fuentes vegetales, formando parte de la fibra, se encuentra también formando el ácido fítico, una forma no absorbible que, además, interfiere en la absorción de otros nutrientes (calcio, magnesio, hierro y zinc), ya que forma sales insolubles e inasimilables con ellos. Los cereales integrales y el salvado de trigo lo contienen en especial abundancia.

 

NECESIDADES

Se desconocen ya que podemos sintetizarlo y no se conoce enfermedad carencial.

Se piensa que el consumo diario de entre 300 y 1000 mg, es satisfactorio y suficiente para mantener una buena salud.

Las necesidades aumentan con la ingesta de estrógenos, alimentos procesados, alcohol y café.

 

TERAPÉUTICA

En Terapia Ortomolecular se aconseja entre 500-3.000 mg/día.

Se toma en la misma proporción que la colina y por cada 3 partes de inositol conviene dar una parte de B3 (niacina).

La forma típica de administrar inositol es la de lecitina de soja, 2 cucharadas soperas aportan unos 700 mg de inositol.

Los suplementos de colina e inositol, en forma de lecitina de soja, pueden potenciar los efectos hipolipemiantes de la vitamina E.

 

TOXICIDAD Y EXCESO

No se conocen efectos tóxicos ante la suplementación con inositol.

·                 Las fuentes alimentarias o los suplementos de lecitina contienen fosfolípidos de inositol e introducen un exceso de fósforo, y esto puede desequilibrar el calcio, por lo que conviene vigilar los aportes de calcio. Se recomienda añadir calcio para mantener el balance de calcio y fósforo en el organismo.

·                 En la forma de ácido fítico (en el salvado y en la fibra vegetal) puede interferir en la absorción de hierro, calcio, magnesio y zinc.

 

FUNCIONES

¨    PRECURSOR BIOSINTÉTICO Y COMPONENTE CELULAR

·                 Es un factor imprescindible en la síntesis de los fosfolípidos y la formación de lecitinas.

El fosfatidilinositol es el precursor de los inositósidos y fosfolípidos que forman parte de las membranas intracelulares y plasmáticas de las células. Por ello, es imprescindible para mantener la estructura celular sana, especialmente de la célula nerviosa puesto que, como precursor de la esfingomielina (fosfolípido), interviene en la síntesis de la vaina de mielina que recubre y protege las neurona.

Es un mediador de la respuestas celulares a estímulos externos que inciden sobre la membrana celular, es decir, se encarga de transmitir al interior de la célula el efecto provocado por dichos estímulos; especialmente importante en los tejidos sometidos a control nervioso. En este mecanismo tiene sinergia con el calcio.

Está presente en las lipoproteínas (es un factor lipotrópico, que favorece la movilización de las grasas del hígado y la reducción de los lípidos en sangre).

Fuente de ácido araquidónico para la biosíntesis de eicosanoides.

 

¨    SOBRE LOS MÚSCULOS

·                 Se encuentra en la forma de mio-inositol, también llamado azúcar muscular y tiene la función de proporcionar energía para los músculos, transformándose fácilmente en glucosa, cuando es necesario.

 

¨    LIPOTRÓPICO

·                 Solubiliza las grasas evitando que se depositen; también las redistribuye.

·                 Previene y trata el hígado graso, ayuda a reducir el colesterol y los lípidos plasmáticos.

 

¨    SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO

·                 El fosfatidilinositol es el precursor de los inositósidos y fosfolípidos que forman parte de las membranas celulares nerviosas y de la vaina de mielina protectora. Los inositósidos, además, están implicados en la transmisión nerviosa (sinapsis neuronal).

·                 Se cree que la ansiedad, la irritabilidad y la hiperactividad pueden deberse a alguna alteración en el metabolismo del inositol. Tiene una acción ansiolítica y antipsicasténica, favoreciendo la circulación cerebral y la función mental.

¨    OTRAS

·                 Interviene en la salud de epitelios y faneras (cabello, piel y uñas).

·                 Cierta acción como vasodilatador periférico y cerebral.

 

CARENCIA

No se ha definido ninguna enfermedad carencial, aunque el déficit en la dieta puede relacionarse con mayor incidencia de hiperlipidemia e hígado graso.

Causas de carencia de inositol

(ver también causas de carencia generales en tema 1)

- AUMENTO DE LAS NECESIDADES: consumo exagerado de café o de bebidas con cafeína y alcohol, que agota su almacenamiento y acelera su metabolismo. Consumo exagerado de grasas poliinsaturadas.

 

APLICACIONES EN TERAPIA ORTOMOLECULAR

·                 En exceso de lípidos: para movilizar grasas en obesidad, hiperlipidemias, arteriosclerosis, hígado graso...

·                 En Neurología: como protector neurológico, en las degeneraciones neuronales, esclerosis múltiple, etc.

·                 En Psiquiatría: como tónico cerebral y mental, como ansiolítico en la depresión, en los trastornos mentales de los ancianos, problemas de memoria, estudiantes...

Como vasodilatador periférico: arterioesclerosis, insuficiencia arterial y venosa, artritis de los miembros inferiores, síndromes venosos y varicosos, acrocianosis, hormigueo...

·                 Dermatología: tónico de los cabellos, en eccemas, dermatitis en general, etc.