EL POLEN

 

Considerado una maravilla de la Naturaleza, es un complemento alimenticio y un reconstituyente que ha alcanzado un notable éxito durante los últimos años. Atletas profesionales han declarado sentirse mucho más fortalecidos gracias al polen.


El polen de flores, formado por más de 100 elementos conocidos y otros muchos todavía por conocer, posee un radio de acción muy importante para el ser humano.


El equilibrio biológico que contiene el polen, jamás lo podremos encontrar en ningún otro alimento.


Contiene todas las vitaminas, enzimas, estearinas, aminoácidos, sales minerales, auxinas y  oligoelementos.



Las antiguas civilizaciones, cuya forma de vida era natural y primitiva, conocían ya las maravillosas propiedades del polen. Para sus largos viajes por mar, los Vikingos se llevaban polen mezclado con miel, lo que les permitía conservarlo casi indefinidamente.

Los Chinos elaboraban una especie de galletas con polen y miel amasados, que luego dejaban secar al sol. Parece que estas galletas les permitían sobrevivir durante las épocas de escasez.

En Europa el polen fue re descubierto a mediados del este siglo y gracias al invento de la trampa para polen que hace que éste pueda ser desprendido de las patas de las abejas.


Durante los años 70 el polen fue descubierto por algunos profesionales del atletismo como un excelente reconstituyente.



¿Qué es el Polen?


Existen dos tipos de polen: el polen anemófilo, transportado por el viento y por lo tanto abundante, y el polen entomófilo, transportado por las abejas y mucho menos abundante.

Tanto en todos los árboles coníferos (abetos, pinos, alerces, etc) como en las hierbas, la polinización es anemófila.

Sin embargo, en la mayoría de las plantas, la polinización se lleva a cabo a través de las abejas y de otros insectos. Las abejas aseguran la fecundación de un 80% de las plantas, mientras que las mariposas, los abejorros, etc se ocupan de fecundar el otro 20%.


En el reino vegetal, las abejas juegan un papel primordial al asegurar la reproducción de las especies.


El polen cambia de color según la planta a la que pertenezca: hay polen blanco, amarillo, rojo, verde y violeta con infinidad de matices. Cuanto más multicolor es el polen, de más clases de plantas procede y más apreciado resulta por el ser humano.


Composición química del polen


Hasta la fecha no existe un análisis completo del polen ya que como hemos comentado anteriormente contiene más de 100 sustancias que algunas de ellas todavía no se conocen.

Información del polen para hacer una idea de la riqueza de nutrientes y su complejidad.


Hidratos de carbono  40%

Proteínas  25%

Materias grasas  20%

Vitaminas, enzimas, sales minerales y oligoelementos  15%


El polen puede asegurar las reservas de oligoelementos del cuerpo y subsanar así los trastornos funcionales del organismo. Siempre y cuando las carencias alimentarias sean la causa de las enfermedades, el polen puede curarlas o aliviarlas, pudiendo llegar incluso a evitar una nueva recaída.


Los efectos del polen consumido de forma regular, puede llegar a ejercer sobre las distintas enfermedades una buena mejora.


Vitaminas

Provitamina A (betacaroteno)

B1 Tiamina

B2 Riboflavina

B3 Niacina

B6

Acído pantoténico B5

Biotina

B12

Ácido fólico

Colina

Inositol

Vitamina C

Vitamina D

Vitamina E

Vitamina K

Rutina


Aminoácidos

Isoleucina

Leucina

Licina

Metionina

Treonina

Triptófano

Valina

Histidina

Arginina

Cistina

Tisorina

Alanina

Ácido aspártico

Ácido glutamínico

Hidroxiprolina

Prolina

Serina


Sales Minerales

Calcio

Fósforo

Potasio

Azufre

Sodio

Cloro

Magnesio

Hierro

Manganeso

Cobre

Yodo

Zinc

Silicio

Molibdeno

Boro


Otros componentes

ácido nucléico

flavonoides

ácido fenólico

tarpeno

nucleósidos

auxinas

fructosa

glucosa

brasina

gliberelina

quinina

vernina

guanina

xantina

hipoxantina

nucleina

aminas

lecitina

xantofilina

crocetina

zeaxantina

licopeno

mexadecanal

nonoglicéridos

diglicéridos

triglicéridos

pentosas

ácido alfaaminobutírico







Algunas alergias como el asma y la fiebre del heno son provocadas por el polen que, transportado por el viento, llega hasta las vías respiratorias. Numerosos análisis científicos han demostrado que el polen puede ayudar a crear inmunidad contra todas estas alergias.


En los países industrializados, la Hiperplasia de la próstata es una enfermedad que afecta a la mitad de la población masculina de más de 50 años. Cumplidos los 60, esta enfermedad llega a afectar a un 90% de la población masculina.

La Hiperplasia de la próstata tiene lugar cuando las glándulas seminales están reblandecidas. El reblandecimiento de las glándulas seminales no se debe únicamente ala edad, sino también a la alimentación.


Una próstata sana posee un contenido en ZINC bastante elevado ( se ha comprobado que el contenido en zinc de las próstatas afectadas es considerablemente menor).A veces basta con proporcionar un poco de zinc al organismo para obtener una mejoría.

Al igual que las pepitas de calabaza, el polen es muy rico en zinc, ayudando al buen funcionamiento del organismo



El polen es un medio natural para poner fin a los trastornos del aparato digestivo. Es una fuente de energía de efecto inmediato para los músculos. Hay estudios que hablan del polen en los tratamiento con cáncer, gracias al   contenido de nutrientes que posee.

" Una vida más larga gracias al Polen"

En la unión Soviética hay unas 20.000 personas con más de 100 años. Hace algunos años, el Doctor Nicolei Tsitsin, un sabio ruso, realizó una encuesta sobre el fenómeno de la longevidad. De esta encuesta obtuvo 150 respuestas. Se les pregunto ¿Qué edad tenían? ¿Cuál era su principal medio de vida? y ¿Cuáles eran sus alimentos principales?.

Observó que la inmensa mayoría de estas personas habían sido apicultores y todos afirmaron que uno de sus alimentos básicos había sido la Miel.

Siguió la investigación, la cual le llevo a conocer que estas personas no habían comido miel en absoluto, sino los restos que quedaban en los paneles y que ellos consideraban como desechos. 

Como eran muy pobres, vendían prácticamente casi toda la miel, conservando únicamente estos desechos para su propio consumo. Tras analizarlos en su laboratorio, el Doctor Tsitsin descubrió que no se trataba de desechos de miel, sino de polen en estado casi puro.

Dicho estudio se realizó en la provincia rusa de Abcasia, en el Cáucaso.

"Polen para los Deportistas"

Los resultados deportivos no sólo dependen de la duración e intensidad de los entrenamientos, sino que también depende de la calidad de los alimentos que ingieren los deportistas. Cuanto más sana sea su alimentación, más sanos estarán sus cuerpos.

Una constante insuficiencia de nutrientes debilita el cuerpo y lo hace vulnerable.

El polen ha resultado ser un excelente remedio contra todas estas carencias. Además el polen no posee ningún efecto secundario.

 

El efecto benéfico del polen sobre la capacidad física fue descubierto por los corredores filandeses, quienes le atribuyeron gran parte de sus victorias en los Juegos Olímpicos de Munich del año 1972.

 

La doble victoria de Lasse Viren (medalla de oro en los 5000 metros y medalla de oro en los 10.000 metros), así como  las de los otros corredores filandeses, incitaron a muchos atletas ( más del 70% de los filandeses y cada vez un mayor número de americanos e ingleses) a consumir polen regularmente. Entre ellos Allan Wells (medalla de oro de los 100m en los juegos Olímpicos de Moscú de 1980) y Steve Riddick (medalla de oro de los 4x100 m en Montreal, en 1976).


Tras numerosas pruebas, se observó que el polen aumentaba considerablemente la fuerza, la resistencia y el aguante físico.


¿Cómo se toma el Polen?

 

Antes de nada, comentar que según la procedencia del polen puede ser ligeramente dulce  (polen español) o ligeramente amargo (polen del sur de Francia).

 

Hay que acostumbrarse a su sabor.

 

A los que les guste el polen, pueden dejarlo derretir en la boca ( forma en la que se aconseja tomarlo) y masticarlo bien, ya que de esta manera y gracias a las enzimas que se encuentran en la saliva, se empiezan la  digestión y  posterior  asimilación de nutrientes.

En el caso de no gustar el sabor del polen, entonces diluir en un poco de líquido o bien mezclarlo con el muesli.

 

El momento del día para tomar el polen es por la mañana, en ayunas o después del zumo , pero antes de tomar  el desayuno. 

 

La dosis o cantidad a tomar irá a razón de las necesidades o edad de la persona. A más actividad y desgaste más cantidad.  Se estima en unos 40g la cantidad máxima a tomar por día, que vendríamos a decir de dos a tres cucharadas soperas diarias.

 

Hoy en día se puede encontrar polen en gotas y en pastillas.