Acercándonos más a la Esencia de cada Fase - PRIMAVERA - MADERA

MADERA      
 Proceso Nacimiento/Infancia Poder Expansión
Zang Hígado Clima Viento
Fu Vesícula Biliar Estación Primavera
Tejido Tendones, uñas, ligamentos, nervios Dirección Este
Secreción Lágrimas Momento del Día Amanecer
Órgano sentidos Ojos Color Verde Mar
Santidos Vista Olor Rancio
Sistema que regula Sistema Nervioso Sabor Ácido
Expresión Grito Sonido Estallido
Actitud Emotivo    
Estado Estímulo Actividad llevar a cabo
Sobre el Qi Templa Móvil Servirse a sí mismo
Espíritu Hun Facultad conciencia activa (Hun)
Expresión Ira    
Sustancia Sangre nutrida    

Los cinco CLIMAS - PRIMAVERA

Viento

La Medicina Tradicional China identifica patrones internos (climatológicos( frío, calor, humedad, viento,...)sin que éstos o independientemente de si éstos han sido causa por dicha exposición.

Un clima interno adverso puede no tener  relación con el clima externo. 

Siempre que un "Clima" concreto empieza a dominar en el ambiente del cuerpo, puede convertirse en un estrés patogénico.  Esto puede ser el origen como el resultado del desequilibrio.

 

La naturaleza del "Viento" es el movimiento que asciende y desciende de forma imprevisible, provocando ruidos susurrantes y alterando la situación, y dirección de las cosas.

La Primavera es la época de los cambios rápidos y repentinos. Tanto la estación como el clima corresponden a la Fase de la Madera.

De todas las fuerzas climáticas que pueden generar desarmonías, el "Viento" se considera la más virulenta. 

El concepto de Viento se refiere no sólo al movimiento del aire, sino también a la naturaleza caprichosa y amenazante de las condiciones cambiantes.

El Viento puede colarse dentro del cuerpo, como cuando se filtra a través de las grietas y rendijas de las puertas y ventanas. Crea una corriente intensa, cuya naturaleza es perturbar y dificultar la circulación superficial e interior.

 

Dentro del cuerpo, el" Viento" pude manifestarse como movimiento espasmódico, mareos, des coordinación o síntomas que migran de una región a otra del cuerpo, apareciendo y desapareciendo repentinamente sin un patrón aparente. El "Viento" que invade la superficie del cuerpo se manifiesta como dolor, picor y sensibilidad en la piel y los músculos.

 

Los desórdenes del "Viento" externo son el resfriado común y la gripe, caracterizado por el aturdimiento, dolores migratorios en las articulaciones,músculos y cabeza. Las enfermedades de "Viento" interno se caracterizan por emociones fluctuantes, vértigos, temblores, dolores de cabeza, convulsiones, apoplejía, agitación del Qi del Hígado por la fiebre, deficiencia de Sangre o inestabilidad emocional

 

Debido a la capacidad del "Viento" de atravesar el perímetro defensivo del cuerpo, puede crear una puerta para que penetren también los otros climas adversos, como la Humedad, Sequedad, Frío y Calor.

 

Una influencia Perniciosa Externa acompaña generalmente a la enfermedad aguda, mientras que una influencia perniciosa Interna está más a menudo relacionada con la enfermedad crónica.

 

El Viento es un fenómeno Yang. Y asociado a la Primavera. El Viento es una de las influencias perniciosas que raramente aparece sola. Generalmente viene acompañada por alguna otra influencia perniciosa externa, como el Frío o la Humedad.

 

El daño ocasionado por el Viento, afecta en primer lugar a la parte de arriba. El Viento se manifiesta inicialmente en las partes más altas y más exteriores del cuerpo, especialmente en la cara, piel, y las glándulas sudoríficas y los pulmones.

 

El Viento se reconoce a menudo por signos como el dolor que se desplaza de un sitio a otro, los picores o las erupciones cutáneas que cambian de lugar, los espasmos, temblores de los miembros, tics, vahídos o la tetanización.

 

Cuando el Viento es una Influencia Perniciosa Externa, se le denomina VIENTO EXTERNO. El viento Externo esta caracterizado por la rapidez con la que aparece, al igual que ocurre con todas las Influencias Perniciosas Externas. A menudo, se acompaña con fiebre, temor a las corrientes , sudoración, dolores de cabeza repentinos, vías nasales obstruida, picor o irritación de garganta...

El VIENTO INTERNO acompaña usualmente a las desarmonias crónicas. Con frecuencia estas desarmonias suelen ser del Hígado.Los signos del Viento Interno pueden incluir los vahídos, los zumbidos de oídos, la pesadez e inestabilidad de los miembros, los temblores, las convulsiones y la apoplejía.

 

Las cinco EMOCIONES - PRIMAVERA

La Ira

Al igual que los climas existen dentro de las estaciones, las emociones son las fuerzas principales dentro de la psique humana. Todos experimentamos momentos de ira, alegría, preocupación, miedo y tristeza en el curso de nuestra vida cotidiana. Sin embargo, cuando alguno de estos estados domina nuestro interior o nuestro comportamiento externo, ello interfiere con la conducta de nuestra vida diaria y altera el suave fluir del Qi.

Las Cinco Emociones se asocian a las Cinco Fases. En exceso, estas emociones generan desequilibrio.

 

La Ira hace que la energía ascienda; tiende a inflamarse y a descargarse como una explosión repentina, como las tormentas de primavera, imprevisibles e intensas.

La Alegría provoca la dispersión de la energía; tiende a disiparse y a perderse. Un exceso de alegría puede dejar a una persona mareada y débil, seca y extenuada. La Preocupación hace que la energía baje; el movimiento perezoso lleva al estancamiento y uno se vuelve holgazán e inactivo, lento y torpe. La Tristeza hace que la energía se detenga; tiende a limitar y encerrar. El miedo hace que la energía se hunda; la base cae. Cuando la supervivencia se ve amenazada, uno se queda petrificado por el terror y pierde el control. 

Las emociones son inmateriales, son difíciles de definir y catalogar. Sin embargo tienen efectos profundos y tangibles. En Medicina China se consideran una de las principales influencias en la salud y en la enfermedad.

 

El Viento y la Ira dañan particularmente al Hígado, el Calor y la Alegría al Corazón, la Humedad y la Preocupación al Bazo, la Sequedad y la Tristeza al Pulmón, y el Frío y el Miedo al Riñón.

 

Cuando la "Ira" predomina, una persona se altera fácilmente por las frustraciones y obstáculos, incapaz de controlar adecuadamente sus sentimientos. La persona es volátil y se comporta caótica e impulsiva. Estas emociones inestables y las reacciones imprevisibles son el resultado de la circulación desigual del Qi y de la Sangre, que crean un estado de tensión generalizado. Este tipo de personas llevan a menudo una doble vida. Generalmente practican una tremenda autodisciplina para mantener la compostura y el control sobre sí mismos. Pero cuando el estrés aumenta, o cuando se relajan y pierden las inhibiciones, pueden explotar de rabia o caer en un comportamiento irreflexivo e impulsivo. En el trabajo pueden ser entregados, extrovertidos y eficaces, pero durante el fin  de semana, tras unas pocas copas, pueden "perder los estribos". Tienden a sufrir problemas como úlceras, hemorroides y migrañas.

 

"El desequilibrio y la enfermedad en el individuo aparecen cuando una emoción es excesiva o insuficiente durante un período de tiempo prolongado".

 

Los órganos más susceptibles a los trastornos emocionales son el Corazón y el Hígado.

 

Una de las funciones del Corazón es la de almacenar el SHEN. Las emociones no armoniosas pueden producir fácilmente un trastorno del Shen, que resulta en insomnio, pensamientos confusos, llantos o risas fuera de lugar, y en casos extremos, ataques convulsivos, histeria y locura.

El Hígado armoniza las emociones a través de su función "aspersora", por lo que si el Qi del Hígado va en dirección incorrecta, puede ser el resultado de tener un exceso de ira. El estancamiento del Hígado puede asociarse con cualquier frustración emocional o con cambios de humor inapropiados y extremos.

 

Cuando el exceso de Ira afecta al Hígado, pueden producirse síntomas como mareos, congestión en el pecho, sabor amargo en la boca y dolor en los costados y en la parte alta del abdomen. 


Escribir comentario

Comentarios: 0